sábado, 13 de abril de 2013

El Ojo en la Rendija



Lo siento, no tenemos tiempo -dijo la radio, lapidaria.

La voz repercutió en la habitación como una sentencia inapelable. Abrí los ojos y en la penumbra divisé el cuerpo de mi chica envuelto en su piyama de piel. Un éxodo de camiones sacudía la calle allá abajo. Mercancías estúpidas cambiaban de dueño una vez más. Una canción cobró vida en mi cabeza, es tiempo de mirar la tierra ancha y generosa que acabamos de invadir. Un dólar gigante arde en la noche. No llores si el confort ya no está en tu portafolio.

Quisiera decirte algo, no quiero interrumpirte. -espero que venga la tanda-

LO SIENTO NO TENEMOS SUEÑOS


2 comentarios: